¿SE PUEDE QUEBRAR UN FONDO?
Las polémicas de riesgo de contraparte suscitadas en los últimos años en algunas entidades del sistema financiero, generaron desde 2012 incertidumbre y zozobra entre los inversionistas, al punto de alejar a muchos de ellos del mercado de capitales.
 
La confianza se deterioró, los volúmenes de negociación disminuyeron, el escepticismo invadió el mercado. 
 
¿Y qué hizo el Gobierno en ese entonces para recuperar la confianza de los propios inversionistas locales? 
 
Aunque la tarea no era sólo del Gobierno, hay que decir que en ese momento los entes reguladores sí tomaron por lo menos una medida que en los últimos años ha contribuido a devolver la confianza. Con base en las recomendaciones que realizó el Banco Mundial a mediados de 2012 y la evaluación FSAP (Financial Sector Assessment Program) del FMI para Colombia, la normatividad de los Fondos de Inversión Colectiva se transformó de manera sustancial.
 
Conscientes que a nivel mundial los Fondos de Inversión Colectiva han sido un motor de desarrollo de los mercados de capitales, éstos organismos enfatizaron en la necesidad de profundizar los vehículos de inversión colectivo y separar la custodia de valores de las demás actividades que implican la administración y gestión de FICs.
 
De hecho, antes del Decreto 1243 de 2013, la segregación de funciones entre el administrador de portafolio y el custodio no era clara, las propias entidades administradoras se encargaban de custodiar los títulos valores tanto propios como de terceros. Para algunos, era como entregar la custodia del queso al ratón.
 
 
De la honorabilidad de gran parte de los profesionales que laboran en el sector financiero no cabe duda, sin embargo, como inversionista cualquiera prefiere tener precauciones y va a estar más tranquilo si existen unas normas claras que lo protejan de episodios que pongan en riesgo su capital o los ahorros de toda su vida. 
 
Los beneficios a nivel operativo de la reforma se han dejado ver. Además, el potencial de crecimiento de esta industria sigue creciendo, ya que una iniciativa como la de separar la custodia de valores de las demás actividades, ha sido fundamental y muy positiva para los inversionistas por varias razones:
 
En primer lugar, la percepción que ahora tienen los agentes tras la implementación del decreto ha mejorado. La nueva reglamentación le ha dado mayor transparencia e independencia al mercado. Cuando una entidad ha trasladado la labor de custodia a un agente especializado, la probabilidad de tener conflictos de interés es menor, prácticas prohibidas como conceder préstamos con los recursos de los fondos, o destinar recursos del FIC para auto-proveerse liquidez, pasaron a ser actividades no sólo rechazadas por el mercado sino también prácticamente irrealizables dado el control ejercido por el custodio. 
 
Es por esto que en caso de liquidación de una firma administradora de FICs, los suscriptores de los fondos de inversión reciben de vuelta sus recursos. Uno de los casos más recientes fue el de Profesionales de Bolsa S.A., en el que a pesar de la liquidación de la firma, los inversionistas de FICs no perdieron sus recursos porque 1) eran custodiados por una entidad independiente de la firma en liquidación, 2) el rendimiento de los títulos valores que constituían los portafolios dependía de las fuerzas de mercado, no de la situación particular o legal de una firma administradora.
 
 
Otra ventaja muy importante que tienen los inversionistas es que ahora pueden seleccionar su fondo de inversión según criterios de eficiencia como son costos menores y desempeño o experiencia del gerente del fondo. 
 
Anteriormente, la marca o el renombre de una firma administradora era a los ojos del inversionista un criterio importante para seleccionar una cartera, eso está cambiando. Hoy por hoy nos encontramos con firmas administradoras que no necesariamente son las más grandes del mercado pero ofrecen ventajas en costos, desempeño o servicio, equiparables e incluso más competitivas que las de las entidades más grandes. 
 
Y en cuanto al respaldo? El respaldo es el mismo se trate de firmas grandes o pequeñas, bancarizadas o no bancarizadas, los títulos son custodiados por un agente especializado e independiente que se encarga de ejercer el cuidado y la vigilancia de los valores de los portafolios. 
 
De eso se trata precísamente el ‘level playing field’ o igualdad de condiciones en una industria donde la competitividad debe ser medida por desempeño y bajos costos, criterios que son los que realmente le interesan a los clientes.
 
 
 
Acerca de Carteras Colectivas®
Carteras Colectivas es el primer portal independiente dedicado a organizar información sobre la industria de fondos en Colombia y hace un seguimiento diario al comportamiento de más de 350 Fondos de Inversión en el país con más de USD21 mil millones bajo gerencia a través de su portal web.  Desde 2010 organiza la información de la industria y ha creado una serie de productos especializados para Inversionistas, Distribuidores y Administradores de Fondos de Inversión, Gobierno y Medios a través del portal www.carterascolectivas.co